El abridor de puertas coronavirus, es un elemento de protección imprescindible en cualquier establecimiento donde haya una continua circulación de personas ya que evita el contacto de las manos con la manija de la puerta y por tanto el contagio de coronavirus.

Las características más destacables de este abridor son por un lado, su ergonomía, gracias a su forma de “L” se adapta muy bien al antebrazo y su funcionamiento es muy intuitivo. Solo se tiene que empujar el abridor con el antebrazo hacia abajo y empujar o tirar según el movimiento de la puerta, dejando la mano libre de contacto. Por otro lado, su geometría también favorece a la versatilidad en el montaje de manijas izquierdas o derechas.

Por lo que hace al material, está hecho de ABS inyectado lo que lo hace un producto muy resistente y adecuado para todo tipo de puertas, incluso algunas de más pesadas. Para que sea un buen elemento de seguridad para evitar el contagio de coronavirus, este abridor se tiene que fijar bien, su sistema de fijación es muy fácil, tan solo se tiene que colocar una cinta de doble cara en la parte de la manija sujeta a la puerta y dos o tres bridas alrededor de la manija y el abridor gracias a los agujeros pensados para realizar esta función. De este modo quedará bien colocado y estará listo para utilizar.

Las dimensiones de este abridor son 110x85x40 mm, además ahora hay una versión para pomo cilíndrico.

Este abridor de puertas es ideal para zonas con una continua circulación de personas en las que el contagio de coronavirus puede ser muy fácil, ya sea en espacios públicos o privados como por ejemplo baños públicos, comunidad de vecinos, escuelas, restaurantes, oficinas, empresas…

Pueden comprar este magnífico artículo de seguridad contra el contagio de covid-19 en esta web o por la página web de Amazon.

Artículos recomendados